viernes, 28 de agosto de 2009

CONFESIONES DE UN LECTOR FRUSTRADO II

Admirado Arsenio, amigo y mentor

He tardado en contestar a tu última (carta) no porque no haya seguido tus indicaciones, sino porque ya sabes que me cuesta poner concierto en mis ideas y, más aún, redactarlas de modo que se entienda todo a la primera, sin necesidad de circunloquios y explicaciones. Asistí a la conferencia, como me indicaste, y estuve muy atento todo el tiempo, incluso me propuse ser participativo, pero muy a mi pesar te escribo que no me enteré de nada de lo que allí se dijo. Lo escuche todo, sin perder ripio y aun creí que era fácil pues hablaban en esta lengua castellana. Sin embargo cuando intenté resumir en unas líneas lo escuchado, la mano derecha se me quedó inerte (con la izquierda, como bien conoces, no sé escribir). Comprendí que no sabía nada de lo dicho. Y todavía dudo si Mefistófeles era el que vendió su alma o no. A mí me pareció que eso de no envejecer estaba bien, pero luego dijeron que no, y desde entonces no consigo pasar de lo de la condena metafísica. Incluso me parece que lo de amar a tantas mujeres está bien y que te correspondan es la leche estupendo, a no ser porque en mi caso es imposible, por cosas evidentes que no son de explicar aquí. Y ahí te va la valoración, el libro de Doctor Fausto está bien, y me atrevo a decir que es muy bueno pues que, a lo que dijeron no acerté con casi nada y, por supuesto, no di con las “lecturas ulteriores” ni con los “símbolos subyacentes” ni seguí las “pautas de la interpretación semiótica del grupo de Limoges” (no las encontré).

Como conclusión te digo que ha supuesto un esfuerzo descomunal (por mi parte) y que me han quedado pocas ganas de leer otro libro ahora. No obstante, no te preocupes, seguiré cultivándome.

Tu amigo y servidor.

Lucas Lucillo

2 comentarios:

Graciela L Arguello dijo...

jajaja! A mí me pasa tantas veces en las eruditas lecturas críticas de algunos "iniciados" que no puedo menos que entender a este Lucio Un beso Graciela

mafalda dijo...

Querido Lucas:
aqui que estamos solos , me podrías hacer la confidencia de esas cosas evidentes que te impiden querer...?¿?

O falta la explicación , o sobra el comentario y la falsa modestia.