domingo, 28 de febrero de 2010

ANTES DEL RUMOR DEL VIENTO.

Fin.

Ya no está escrito en ningún sitio,

pero lo sé, hoy es antes de todo.

Antes del rumor del viento dormido

en tu pelo, antes de que tus labios

se despegaran en el borde justo

de un no sé que ya no recuerdo,

antes de que tus hombros señalasen

la dirección incierta

de tus pensamientos.

Fin.

Hoy es antes de todo eso

en un mundo viejo ,en singular,

en un manco mundo nuevo

y es, también, un qué más da,

y un eso es lo de menos.

No está escrito en ningún sitio,

pero lo sé hoy soy otra víctima

anónima de un amor muerto.

Y fin.

2 comentarios:

Noe. dijo...

Me asusta... saber el momento del fin. Yo siempre he querido saber el momento exacto en que todo cambia hacia algo que no quiero, para poder manejar los hilos del destino. Si no puedo cambiarlo, prefiero vivir en la falta de conocimiento del momento -aunque no podré renunciar a la búsqueda del mismo-. Todo sea por ser feliz en la ignorancia.

AVELLANEDA dijo...

Pero el fin no siempre es malo, generalmente un final es otro comienzo. La vida es efímera y sus consecuencias también. Y el destino? Es un capullo.